candle

Hacer la atención a nuestros ancestros o eggún antes de hacer cualquier ceremonia en la regla de oshá, es una obligación. La cultura afrocubana nos enseña que la prioridad la tienen nuestros ancestros ya que es una regla fundamental rendir este tributo. Esto se debe a que a pesar que nuestros eggún, no participan en nuestra ceremonia santorales de forma directa, la presencia de seres espirituales tienen un profundo valor en el momento en que se realizan nuestras ceremonias, ya que es necesario que estas entidades espirituales  irradien sus bendiciones para que las consagraciones obtengan el ashé esperado.

En ese mundo espiritual existen diferentes tipos de entidades, entre las que destacan los espíritu de nuestros ancestros o antepasados  o lo que es igual los espíritus de nuestros familiares difuntos, estos espíritus ancestrales en muchas ocasiones se mantienen cerca de nosotros sin importar que hayan fallecidos recientemente o hace cientos de años, ellos al parecer conservan la relación filiar familiar con nosotros a pesar de estar en otra dimensión , por ello es que: padres, abuelos, hermanos, tíos y cualquier familiar continúan sintiéndose como tal  a pesar de haber desencarnado en este plano.

Estas atenciones sirven como un sentimiento de agradecimiento para nuestro antecesores, recuerden que si no fuese por nuestros antepasados no hubiésemos nacidos, como se puede observar,  cuando el yorubá rinde tributo a eggún lo esta haciendo a sus ancestros directos y esto lo podemos ver también en la diáspora afrocubana o regla de oshá. Si hacemos una traducción de los cantos del “Oro a Eggún”, nos daremos cuenta de que la mayoría de estos cantos están dedicados a familiares desencarnados o espíritus ancestrales, por citar algún canto, les traduzco “a groso modo” lo que quiere decir uno entre tantos cantos, pero es el primero que deberíamos usar para hacer oro a “eggún” .

Canto: umba wa ori, umba wa ori, awa ozun, awa oma , leri oma, le yawo, bogbo ara onu, ka awe.

Traducción: un saludo a aquellos que están en el mas allá, mayores y hermanos difuntos para que desde el más allá nos den su bendición.

Así que en nuestras practicas afrocubanas  lo correcto es reverenciar a los ancestros antes que a cualquier tipo de entidad, para que el ashé o bendiciones de nuestros ancestros, este presente en las consagraciones o trabajos que se realizan.

Cuando nos hacemos santo y nos iniciamos en este camino religioso nuestra familia crece, porque pasamos hacer parte de una casa de santo, allí adquirimos una madres espiritual o “madrina” y  un padre espiritual o  “padrino”, también hermanos, tíos, abuelos, etc. Al morir muchas de estas personas pasan hacer parte del grupo de espíritus que nos acompañan, por lo que hay que rendirles el tributo que se merecen, por tal razón es que cuando moyugbamos, se nombran a los oloshas,babaloshas  y  babalawos difuntos.

Recuerden que la palabra “moyugba” significa: “yo pido, yo ruego, yo suplico”, por lo que hay que pronunciar el nombre de todos los antepasados a los que deseen pedir su bendicion para la realizacion de cualquier ceremonial, precedido por la palabra moyugba. Cuando el oriate o la persona que dirige la ceremonia haga las invocaciones o un oloshá realice la moyugba , recuerde decir la palabra Igbayen , bayen, tonu.

Significa: jicara que nos ve nacer, jicara que nos ve morir, para aquellos que nacieron y murieron en jicara nos den su bendición.

Por lo que debemos en esta parte de la moyugba limitarnos a nombrar solo iworos fallecidos , sean de nuestra rama o no, luego se moyugba a nuestros ancestros sanguíneos, utilizando la palabra “bogbo ara onu”, pues ella significa : para todo lo que están en el reino sagrado de la verdad, por lo que allí podrá moyugbar familiares y amigos fallecidos, si usted tiene un familiar que tenia santo hecho y murió, entonces usted lo moyugbara, diciendo “igbayen, bayen tonu”.

Siendo la regla de oshá una hermandad, debemos tomar en cuenta que todas las personas que se han consagrado a lo largo de la historia santoral de la diáspora afrocubana,  son parte de nuestra familia espiritual por lo que debemos invocarlos al igual que a nuestro familiares consanguíneos, es imposible tener presente todos los nombres de las personas que se han coronado santo a través del tiempo, pero es importante para todos los iworos, tener su árbol genealógico santoral,  porque así podrán rendir moforibala a sus ancestros. A continuación les presento una lista de los nombres de algunos del los oloshás,  que fueron de importancia para el desarrollo de la regla de oshá en cuba y que se expandió a lo largo de todo el continente.

TRIBUTO A LOS PIONEROS

Ña Rosalia Gramosa (Efunshé Warikondó) Hija de oshozy, quien asentó en Cuba la rama egbadó; fue una de las Iyaloshás más importantes de la Habana, a finales del siglo 19. Se dice que introdujo a la religión la ceremonia del kaorioshá, tal y como la conocemos hoy.

Ma Monserrate González (Obba Tero) Hija de Shangó, tambien perteneciente a la rama de los egbados. Su linaje de acento en matanzas. Era la propietaria de los orishás egbados tales como: Olokún, Bromu, Oduduwá, entre otros. Fermina Gomez (Oshá Bi) fue consagrada por Ma Monserrate Gonzalez, quien la transmitió todo el conocimiento sobre los orishás egbados, fue muy respetada por el amplio conocimiento que tenía de los orishás egbados, antes mencionado.
Timotea Albear, conocida también como “Latuan” (Ajayi Lewú), hija de Shangó y una de las oriatesas mas famosas de Cuba, fue quien instruyó como Oriaté a Octavio Samá (Obba Di Meyi)Ño Filomeno García (Atandá), Babalawo Y Onilú (tamborero) que junto a Aña Bí, fabricó y consagró el primer tambor Batá en Cuba, Atandá fue también el que talló las mascaras de Olokún, que se usaron en el siglo 19 en regla, para los baile ofrecidos a este orisha.

Ño Juan “El Cojo” (Aña Bí) Babalawo y Onilú (tamborero), que junto a Atandá fabricó y consagro el primer tambor Batá en CubaÑo Remigio Herrera (Adde Shina ), unos de los primeros Babalawos, que lego a Cuba alrededor del año 1830. Se dice que participó en la consagración de los primeros tambores Batá que hicieron Atandá y Aña Bí, en Cuba.
Octavio Samá (Obba Dí Meyi), primer hombre nacido en Cuba que ejerció funciones como Oriaté, luego de ser instruido por Timotea Albear, “Latuan” . Octavio Samá fue coronado en santo dos veces. La primera vez se le coronó oshún en Sabanilla, su ciudad natal, luego cuando llegó a la Habana, alrededor del año 1800, Latuan y Efushe le coronaron Aggayu, porque no creían que tenia el santo echo, posteriormente en el itá se dieron cuenta de que en efecto había sido coronado con anterioridad, asi que le pusieron por nombre Obba Di Meyi , que significa Rey dos veces.

Jose Roshé “Oshún Kayoddé“ consagrado en el año 1896, por Tramkilina Balmaseda (Omi Saya), Babaloshá de la rama de Efushé, se dice que José Roshé fue el segundo instruido como Oriaté po Latuan.

Josefa “Pepa Herrera” (Eshú Bí), hija de Addé China y probablemente la primera mujer que fue consagrada con Elegguá en Cuba. La consagración la llevaron a cabo Ña Ines (Yenye T´ Olokún) y Ma Monserrate González (Obba Tero), a finales del siglo 19, Josefa heredó un cabildo de Yemayá que fundo su padre en el pueblo de regla y se hizo muy popular debido a las procesiones que se hacían allí anualmente en honor a Yemaya y Oshún.
Aurora Lamar (Obbá Tolá), unas de las iyaloshás más famosas y proliferas de Cuba. Su rama es una de la mas grandes, dentro y fuera de la isla, se dice que ella introdujo la religión en Santiago de Cuba en la década de los años 40.

Tomás Romero (Ewín Leti) Oriate instruido por Obba Dí Meyi. Tomás Romero; fue uno de los oriateses mas populares luego de la muerte de su maestro Octavio Samá (Obba Di Meyi).
Tata Gaitán (Oggundá Fun), se dice que fue el primer Babalawo, consagrado en Cuba por Remigio (Adde Shina) Nicolás Valentín Angarica (Obba Tolá) fue consagrado en santo por Octavio Samá (Obba Dí Meyí), en el año 1941, debido a la muerte de su padrino en 1944, Nicolás recibió poca instrucción de parte de el, fue el primero que coronó aggayu directo en Cuba.

Lamberto Samá (Oggún Toyé), unos de los oriateses más importante de Cuba en los últimos tiempos, murió el 5 de Agosto de 1995, y fue uno de los que siguió la linea de Tomás Romero (Ewin Letí) .
Estoy consciente que faltan mucho más nombres, la lista es infinita, de todos esos eggún descendientes de los yorubá, pidamos la bendición y que nos sigan guiando por este largo camino que es la oshá. Igbayen Bayen tonu, bogbo ara onu, a todo bogbo eggun ke kowa ile.

Tags: ,
About Author: Oshùn Wè
Babaloshá “Obá eni oriate” Director-Editor de la revistas AFROCUBANOS MAGAZINE y la emisora “SANTERA ON LINE”, conductor del programa radial “AFROCUBANOS” investigador de las practicas y tradiciones de la diáspora afrocubana. Escritor del libro La Dilogmancia“El Oráculo Del Dìlógún”La Sagrada Misión De Consultar y la Dilogmancia "Cuando Las Piedras Hablan Los Hombres Tiemblan"